Inusual caso de perforación septal

Perforaciones nasales debido al consumo de cocaína o a manipulación nasal

La perforación del tabique nasal se debe a diferentes causas.  La más habitual actualmente es debido al consumo de drogas como la cocaína. Otras causas son debido a secuelas postraumáticas o quirúrgicas, tales como intervenciones previas de septoplastia o septorrinoplastia, y también por una complicación de una cauterización mediante nitrato de plata del septum nasal como tratamiento de epistaxis. Finalmente, aunque más infrecuente, es debido a enfermedades raras como la granulomatosis de Wegener.

Particularmente, he podido observar perforaciones septales debido a cirugías nasales previas, o también, como secuelas de cirugías de hipófisis en las cuales se hace un abordaje nasal.

 

Las perforaciones nasales producen como consecuencia una mala calidad de vida con dificultad debido al bloqueo de ambas fosas nasales por las costras que requieren una limpieza constante y diaria, mal olor y hemorragias nasales poco importante pero frecuentes.

 

Aunque la perforación septal no es un motivo habitual de consulta, si que últimamente se aprecia un incremento de casos. Todos ellos relacionados con el consumo de cocaína.

Durante el ultimo año me ha llamado la atención 2 casos de perforación del tabique nasal sin antecedentes traumáticos ni de cirugía nasal previa sino que simplemente referían manipulación nasal con la intención de limpiar las fosas nasales de secreciones.

En ambos casos ademas de la perforación nasal la exploración nasal petimetra comprobar una gran desviación anterior del septum nasal, que producía una gran retención de secreciones. La constante y obsesiva manipulación nasal para limpiar las fosas nasales produjo en ambos casos esta perforación.

La perforación nasal es actualmente una de las situaciones mas difíciles de solucionar desde el punto de vista técnico, actualmente según mi estadística que he revisado recientemente consigo cerrar completamente la perforación en el 68% de los casos.

Los comentarios están cerrados.