Postoperatorio

Postoperatorio 

Antes de la intervención la mayoría de pacientes tienen la idea de que las intervenciones de
septorrinoplastia son muy dolorosas, sin embargo el dolor el caso de existir suele ser en forma de leve opresión interocular o supraorbitaria controlándose normalmente bien con Paracetamol.

El hecho de no ser una intervención dolorosa no quiere decir que el postoperatorio sea agradable, todo lo contrario , requiere de una mentalización por parte del paciente porque es bastante dura desde el punto de vista psicológico debido a que el taponamiento nasal provoca una sensación de ansiedad , de manera que se dificulta mucho el descanso nocturno .

También se dificulta mucho la ingesta de comida de manera que se debe ingerir en pequeñas
cantidades. Es aconsejable una buena hidratación con ingesta frecuente de pequeñas cantidades de agua.

Es habitual tener un lagrimeo ocular importante debido a que las lagrimas no pueden salir por las fosas nasales mientras se lleva el taponamiento nasal.

Los taponamientos nasales actuales no son compresivos como hace años sino que se colocan como unas esponjas que absorben las secreciones nasales y comprimen levemente las fosas nasales de manera que no producen dolor.

Es normal que en los primeros días postoperatorios se produzca un leve drenaje serohemático anterior y ocasionalmente posterior con secreciones a nivel de la orofaringe.

El edema postoperatorio sólo se produce en casos en los que se realizan fractura nasales y suele desaparecer en unos 10 o 14 días.

Se aconseja hacer un reposo relativo durante unes 2 semanas , al mes es posible practicar activamente deporte y en caso de realizar osteotomías debe evitarse tomar el sol y ponerse gafas al menos los 3 primeros meses.

Con el Soporte de:

Top DoctorsAmerican Academy of Sleep Medicine