Postoperatorio

 

Postoperatorio 

El postoperatorio de una operación de Septorrinoplastia se caracteriza por ser bastante duro pero desde el punto de vista emocional debido a que el taponamiento nasal crea una sensación de agobio producido por la imposibilidad de respirar por la nariz y ello se traduce en sequedad a nivel de la garganta, dificultad para dormir y también a la hora de comer.

Es aconsejable beber pequeñas cantidades de agua a menudo con objeto de hidratar la orofaringe. Los alimentos no deber ser muy solidos, preferiblemente fríos y sobre todo injerirlos en pequeñas cantidades.

Normalmente los pacientes refieren una sensación de opresión entre los ojos. Es muy importante recalcar que el dolor en caso de existir es leve o moderado y se controla bien con antiinflamatorios.

Es habitual que haya un lagrimeo mas o menos importante debido a que las lagrimas no pueden salir por dentro de la nariz, esto desaparece cuando se retiran los tapones nasales.

Durante las primeras semanas postoperatorias todavía no se respira con normalidad debido a que hay secreciones dentro de la nariz por ello es aconsejable realizar con frecuencia lavados nasales con preparados de agua de mar.

Puede haber un hematoma variable en cada caso que normalmente desparece entre 1 y 2 semanas.

Debemos evitar las gafas los 6 primeros meses de postoperatorio, el ejercicio físico moderado se puede realizar a partir de las 2 semanas y correr normalmente a partir del mes.

 

Con el Soporte de:

Top DoctorsAmerican Academy of Sleep Medicine