Acudí al doctor Barceló por mi dificultad de respirar por la nariz. Hace unos 20 años me operé del tabique debido a un accidente y me hicieron una mala praxis.
El tabique estaba totalmente hundido y eso provocaba que no pudiese respirar bien además de acumulación de mucosidad en la garganta, goteo postnasal y migraña. Me explicó que era una operación complicada ya que había que rehacer la mala praxis anterior y seguramente poner injertos de cartílago para reforzar el septo nasal. Aunque me dejó claro la complicación de la operación, sus explicaciones fueron muy específicas, concisas y llenas de profesionalidad. También me dejó claro que había posibilidades de no quedar bien en una sola intervención. Aun así su profesionalidad me dio mucha confianza. La operación fue un éxito. El postoperatorio fue muy bien y sus explicaciones a mis molestias en los días siguientes también fueron de gran ayuda. En tres semanas ya noté mucha mejoría y ahora respiro por la nariz como hacía mucho tiempo que no podía hacer.

A.F.,